EL CIRCO

Circo tradicional con su gigantesca Carpa    El Circo es un espectáculo artístico, normalmente itinerante, que puede incluir a Acróbatas, Payasos, Malabaristas, Tragasables, Tragafuegos, Funambulistas, Trapecistas, Equilibristas, Magos y otros Artistas. El espectáculo se presenta en el interior de una gran Carpa que cuenta con Pistas y galerías de asientos destinados al público. Las Pistas de los Circos suelen ser áreas circulares donde se presentan las funciones; por ello, el Circo de tres Pistas es considerado el más atractivo por la variedad de espectáculos que ofrece al mismo tiempo. En la actualidad existen Circos estables y fijos geográficamente, pero en la mayoría de las ocasiones el Circo continúa con su carácter nómada.

       El Circo ha sido desde siempre una forma clásica de diversión; además, el Circo representa una importante parte de la cultura humana. El origen del Circo está estrechamente ligado al de la expresión corporal y ésta, de una forma u otra, ha existido siempre; la acrobacia, el contorsionismo y otras prácticas corporales (que hoy en día asociamos al Circo) son prácticas humanas anteriores a los conceptos de “Circo” o de “Artes del Circo”. La historia del Circo se remonta al legado cultural dejado por algunas de las civilizaciones antiguas, desde el lejano Oriente (China, India, etc.) hasta Occidente (Grecia, Roma, Egipto, etc.); en estas sociedades, algunas de las actividades que hoy relacionamos con el Circo (como la acrobacia, el contorsionismo o el equilibrismo) tenían una utilidad relacionada con la preparación de los guerreros, con los rituales religiosos y con las prácticas festivas. La práctica de la acrobacia se remonta a la Cultura Mesopotámica con un pasado de más de 3.000 años; en el antiguo Oriente los malabaristas y acróbatas ya viajaban juntos en “troupes” utilizando armas y utensilios domésticos en sus actuaciones. En Grecia, los gladiadores realizaban juegos malabares con objetos pesados (como las ruedas de los carros) para demostrar su gran fuerza. Con todo ello, fueron los romanos los que en la antigüedad dieron el nombre de “Circo” a estas actividades de entretenimiento, o mejor dicho, a los espectáculos públicos. El Circo era el lugar reservado entre los romanos para algunos espectáculos (especialmente las carreras de carros y las de caballos); el Circo normalmente tenía forma de paralelogramo prolongado y redondeado en uno de sus extremos. Además de las carreras, en el Circo romano se realizaba la lucha entre gladiadores y, también, el enfrentamiento entre hombres y animales.

Malabarista       Tras la decadencia de las civilizaciones Occidentales antiguas las artes corporales (Teatro Gestual, Danza, Gimnasia y Circo) perdieron su interés entre la población y, tras siglos de olvido, éstas recuperaron su esplendor en la Europa de la Edad Media, volviendo a ocupar el espacio que habían dejado. Pero fue en el Renacimiento cuando los Artistas circenses volvieron a tomar las calles de muchos países europeos, ampliando el status social de dicha cultura; las calles y las plazas de los pueblos empezaron entonces a llenarse de Cuentacuentos, Artistas de diversas habilidades y expertos en el cante y baile (todos ellos con la finalidad de entretener al público). En muchos pueblos se llegaba a acoger a los Artistas itinerantes ofreciéndoles un lugar para presentar sus espectáculos como atracción de los acontecimientos públicos importantes. De forma lenta, pero constante, se fueron formalizando itinerarios, caminos por los cuales miles de Artistas solían pasar durante todo el año. Este fue el preludio del Circo que todos conocemos, el de la gran Carpa, de los Magos, los Adiestradores de animales y los entrañables Payasos.

       El primer Circo moderno fue inaugurado por Philip Astley en la ciudad de Londres en el año 1768 y en el siglo siguiente la actividad circense se extendió a un gran número de países. En Alemania fueron famosos los Circos “Renz”, “Busch” y “Schuron”; en Francia el “Cirque d’Hiver” y el “Médranos”; en Gran Bretaña el “Circus Sanger”; en Estados Unidos el “Barnum & Bailey” (que fue el primer gran Circo ambulante) y el “Circo Ringling” (uno de los mayores y más famosos de la historia del Circo).

       El Circo contemporáneo se caracteriza por una mezcla de prácticas, de las cuales podemos destacar la música, el teatro, la pantomima, la acrobacia y la gimnasia. Se trata de un modelo artístico de Circo en el que la técnica está al servicio del arte y de la expresión. Por otro lado, los derechos humanos y los derechos de los animales han sido una parte Trapezistasimportante de la evolución reciente de los Circos y de las artes circenses en general. En la actualidad son numerosas las asociaciones en defensa de los derechos de los animales que critican el trato que se da a los animales que son empleados en algunos Circos (en los que son simples objetos para entretener). En algunos países (Canadá, Suecia, Dinamarca y Bolivia, por ejemplo) se ha prohibido el uso de cualquier animal en los Circos; por todo esto, algunos de los Circos actuales no poseen números que tengan que incluir animales.

       En el Circo contemporáneo se mantienen las formulas y prácticas del Circo tradicional pero entran en juego las nuevas dramaturgias para dar lugar a un espectáculo nuevo, con entidad propia. Se siguen realizando las piruetas, los saltos mortales y los juegos malabares, pero ahora se unen con la danza, el teatro, el vestuario, las luces, la música y la escenografía. A finales de los años setenta y principios de los ochenta algunas Compañías decidieron mezclar los números clásicos del Circo (basados en el virtuosismo y la técnica) con las artes escénicas (que incluyen una narración), combinando el resultado con nuevos efectos musicales que abandonaban la tradición zíngara en favor de la modernidad. De la formación artística familiar (heredada de generación en generación) se ha pasado, hoy en día, a las enseñanzas regladas. Los Artistas de hoy provienen de las Escuelas de Circo; en España, la Escuela “Carampa” de Madrid y la Escuela “Rogelio Rivel” de Barcelona son las más importantes de la enseñanza circense (aunque sus cursos, de un máximo dos años, suponen sólo una iniciación).

      Son muchos los Artistas que se han hecho célebres bajo la lona circense; podemos citar, como ejemplos, al gran Escapista estadounidense Harry Houdini, al Trapecista mexicano Alfredo Codona, al Domador español Ángel Cristo o a los Payasos “Hermanos Tonetti” (los reyes del humor en la España de la segunda mitad del siglo XX).

 

En Giuliana Cesarini Pro Art contamos en el momento actual con las siguientes Compañías de “Circo”:

 

"Cantiere Ikrea"

“Cantiere Ikrea”. Compañía de “Teatro de Calle” que presenta, con gran éxito, fantásticos Espectáculos Visuales y Animaciones inspiradas en el Mundo del Circo.

  "Circo Sentidos"

“Circo Sentidos”. Original Compañía de Circo creada en el año 2011 por el gran Artista Carlos Ruiz, según un proyecto personal de Teatro gestual y de Circo Contemporáneo.

     
"Kawa Musical Circus"

“Kawa Musical Circus”. Singular espectáculo de Circo que nos trasporta a la región del Rajastán para ofrecernos música en directo, contorsionismo, funambulismo, acrobacias con la pértiga, danzas hindúes y hasta un faquir; todo traído desde la India.

 

    

  Ir a Compañías                        

                                                                                                                  © GIULIANA CESARINI PRO ART  /  RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS