Najat Aâtabou

      Najat Aâtabou, de origen berebere, es la gran estrella de la canción  popular Châabi (de aquí su apodo “La leona del Atlas”). Goza de una inmensa popularidad en su país (Marruecos) y en todo el Magreb; es una artista consagrada por el récord de ventas de sus grabaciones y su presencia en los programas de televisión.

Najat Aâtabou     Najat Aâtabou nació en 1960 en Khemisset, en el Atlas marroquí. Su ídolo de joven, según confiesa, era Hammou Yazidi. Con la canción "J’en ai marre" ("Estoy harta"), y una voz poderosa, se convirtió en un símbolo de la mujer marroquí actual; tenía 16 años y la canción, grabada sin que ella lo supiera durante una reunión familiar, se puso a la venta en cassettes; muchos la canturreaban tras oírla en la radio. Desde entonces, más de una veintena de discos publicados son las huellas de una imparable carrera llena de éxitos.

      Dicen que la descubrió el cantante Hajj Houssein, en 1983 en Casablanca, y que él fue quien la ayudó a salir adelante. Su deseo ahora es que la gente piense y baile con sus canciones. Y con ayuda de guitarra eléctrica, sintetizador y bajo, esta mujer que ha cantado a dúo con Neneh Cherry (para un disco benéfico infantil), y en el Olympia de París (lo hizo por primera vez en 1984), espera conseguir el beneplácito del público europeo y americano. En el año 2005 los “Chemical Brothers” remezclaron su canción ‘Hadi Kedba Bayna’ (‘Sólo dime la verdad”) en “Galvanize”.

    Najat Aâtabou debuta en Francia, en el Olympia de Paris, en 1984. En los años 80, en Marruecos, cantar es para una mujer sinónimo de mala vida. De hecho, durante más de tres años, es desterrada por su familia, se refugia en Casablanca y firma un contrato con las ediciones musicales Hassania. Ella escribe la canción: “Madre, qué es lo que he hecho. Perdóname, es el destino el que nos ha separado...”, interpretada en dúo con Neneh Cherry.

      Cantando en árabe, y algunas veces en tamazight, una de las tres lenguas bereberes de Marruecos, su música se impone y cautiva por la energía rock´n roll y rapera, con una contundente sección rítmica y un teclado que caracteriza el típico sonido de la música moderna magrebí. Su voz sobresale por su potencia y por su extensión notable, por el excelente uso en los cambios de timbre, y la capacidad formidable para rapear con el público. Najat Aâtabou forma parte de esos artistas que tiene la capacidad de transformar una sala de conciertos en un volcán.

       Como una especie de corredora de fondo, sus textos se inspiran en las numerosas cartas que recibe de las mujeres que la escuchan y que, después le cuentan sus problemas, ella los describe cantando; el dolor de las mujeres marroquíes, como en todas partes: las desigualdades, las heridas producidas por el amor, maridos infieles, vidas paralelas, la violencia doméstica, los celos...

     Najat Aâtabou es una infatigable conminadora de palabras, sabe alinear las estrofas (unas veces en árabe, otras veces en la lengua berebere) como una rapera del Bronx, trasmitiendo perfectamente esas heridas cotidianas. Hay una canción, por ejemplo, titulada: “De quién son estas llaves” (“Sou pret”), donde la mujer coge el llavero de su marido y comprueba que cada llave corresponde a cada una de las puertas de la casa, hasta que encuentra una que no corresponde a ninguna de ellas.
 

                                                                     Najat Aâtabou

 

The voice of the Atlas1991
THE VOICE OF THE ATLAS
Casa Discográfica: Globestyle

 

  Volver a Artistas                

                                                                                                                © GIULIANA CESARINI PRO ART  /  RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS